Deshabituación tabáquica

La dependencia al tabaco se caracteriza por el deseo de seguir consumiendo nicotina. Cuando se elimina esta substancia del cuerpo, da lugar al síndrome de abstinencia que puede provocar irritabilidad, depresión, nervios, ansiedad, etc.

Este síndrome y, en consecuencia, la dependencia, son los que dificultan dejar de fumar. Por eso, las terapias de deshabituación tabáquica son mucho más efectivas en todas aquellas personas que están motivadas para dejar de fumar.

Nuestro equipo asesora y apoya a todas estas personas mediante diferentes tratamientos y terapias que substituyen la nicotina. Seguimos el método aprendido en el Curso Oficial del Colegio de Farmacéuticos y del CAMFIC.