Acidez durante el embarazo

Aunque es una sensación incómoda e incluso dolorosa, la acidez no suele ser inicio de problemas graves, puede aparecer en el segundo o tercer trimestre de gestación y es debido a que en el embarazo avanzado, el útero comienza a presionar el estómago y empuja la comida hacia el esófago, de ahí esa sensación de ardor.

La aparición de la acidez en el embarazo también tiene mucho que ver con la revolución hormonal que acompaña esta etapa. A causa de las hormonas, los músculos del aparato digestivo se relajan, la digestión se vuelve más lenta y los ácidos del estómago suben más fácilmente al esófago. 

¿Cómo puedo evitar la acidez?

No hay trucos infalibles, pero si algunas recomendaciones que pueden aliviar el problema: 

  • Toma comidas ligeras y frecuentes: es mejor comer pequeñas cantidades varias veces al día que hacer pocas comidas abundantes.
  • Evita las comidas y bebidas que producen acidez: comidas picantes, fritas y con mucha grasa, o el chocolate, el tomate, y la cafeína (entre otros)
  • Evitar beber grandes cantidades de líquido cuando comas, lo ideal es que bebas entre las comidas, no durante las mismas. 
  • No te acuestes inmediatamente después de las comidas. De hecho, lo mejor es que cenes unas horas antes de irte a la cama. 
  • Da un paseo por los alrededores de la casa para facilitar la digestión antes de dormir, siempre que puedas. 
  • Mantén un peso adecuado durante cada fase del embarazo, el exceso de peso puede empeorar la acidez estomacal.
  • Usa ropa cómoda y holgada, la ropa ajustada presiona más el estómago y el abdomen. 
  • Toma leche, si no padeces de alergia o intolerancia, un buen vaso de leche fría después de cada comida ayuda a neutralizar la acidez.

Toda la mujer embarazada tiene que cuidarse más que nunca, ya que su salud y la de su bebé estén en juego. La clave de un embarazo saludable se apoya en tres pilares básicos: 

  • Mantener una alimentación equilibrada
  • Descansar suficientes horas
  • Practicar ejercicio físico de forma moderada. 

Pero, a pesar de cumplirlo escrupulosamente, en numerosas ocasiones aparece en escena algún malestar. Consúltanos para más información, y para poder darte el mejor aliado para estas pequeñas molestias durante el embarazo.